lunes, 21 de mayo de 2012

Tengo el mejor tutorial para... realizar aplicaciones en ropa

La verdad es que poder cambiar de aspecto una prenda básica es una gozada, poder hacer el dibujo que tú quieras con preciosas telas... Seguro que más de uno os habréis preguntado cómo se puede hacer esto. Lo cierto es que no es complicado, como ahora podreis ver.



¿Qué necesitareis para personalizar una prenda?


  • Prenda de ropa (obviamente). En este tutorial yo he personalizado una camiseta.
  • Fliselina de doble cara (y yo que pensaba hasta ahora mismo que se llamaba fiselina...). Es un papel que tiene un adhesivo que se pega a la tela, de modo que al final tenemos tela con pegamento que se podrá unir a la prenda.
  • Telas para personalizar la prenda.
  • Plancha
  • Agujas, hilos, tijeras...

¿Todo el mundo listo? Pues vamos a comenzar. Lo primero que hay que hacer es elegir el diseño que queremos para nuestra prenda. Y una cosa muy importante que tenéis que tener en cuenta es que si hay letras o números, a la hora de calcarlos en la fliselina de doble cara tendréis que hacerlo como si estuvieran reflejados en un espejo. ¿Por qué? porque cuando pegamos la fliselina en la tela lo hacemos por el revés de la misma, de modo que cuando la ponemos del derecho nos queda la letra o el número como tiene que verse. Si sólo quereis un dibujo realmente poco importa cómo lo calquéis, pero tened en cuenta que os quedará siempre la imagen en espejo de lo que hayáis calcado.



Una vez hecho esto hay que decidir el tamaño del dibujo. Lo que yo suelo hacer es crear un archivo de texto en el que incluyo la imagen en varios tamaños, imprimo y luego ya decido qué tamaño poner. Para que os hagáis una idea ved la foto:






Una vez elegido el tamaño calcamos los motivos en la fliselina, dejando un pequeño margen entre motivo y motivo, pero intentando aprovechar al máximo el espacio disponible, agrupando lo que vaya a ir con la misma tela.





Recortamos teniendo en cuenta que hay que dejar un pequeño margen (no hace falta que sea enorme)






Elegimos las telas (cosa complicada en la mayoría de las ocasiones), jajajaja.



Ahora es momento de enchufar la plancha para pegar la fliselina de doble cara a la tela. Tened en cuenta que hay telas en las que el estampado tiene una dirección, por lo que poned cuidado a la hora de pegar la fliselina.





Ponemos el motivo recortado encima de la tela (de modo que el pegamento toque la tela, y el papel la plancha) y planchamos para fijar el pegamento a la tela. A la hora de planchar yo prefiero hacerlo con un pañuelo encima, pero esto es opcional.





Así queda una vez pegado.







Es la hora de recortar la tela por la linea marcada.





Y después de recortar todo ya tenemos todas nuestras piezas listas.






Las presentamos en la prenda.





Ahora vamos a fijar todas las telas a la prenda. Para ello retiramos el papel protector, y de esa manera queda el pegamento "al aire".





Volvemos a poner todas las piezas en su sitio definitivo (habrá algunas que "monten" sobre otras, como en este caso que la corona monta sobre el "1")






Con mucho cuidado de que no se mueva nada ponemos un pañuelo por encima y planchamos. De esta manera el pegamento que se habría quedado en cada una de las telas se funde y así se pegan todas las telas a la prenda.





Esta unión es temporal, por lo que hay que hacerla definitiva cosiendo. Elegimos hilos para ello. Se pueden elegir coordinados con la tela que se va a coser, o sino que destaquen con respecto a la tela. Yo, después de hacer varias camisetas, prefiero que destaquen, así luego la aplicación se ve más.




Aunque se puede coser con agujas normales, lo cierto es que el punto de festón que hay que hacer es bastante pequeño, por lo que es recomendable hacerse con agujas especiales para aplicaciones, que tienen un ojo muy pequeño y son más pequeñas y bastante más afiladas que las agujas convencionales. Yo uso estas:





Como veis, sin enhebrador es complicadísimo meter el hilo por el ojo.





Cosemos todo el contorno con punto de festón. Cuanto más pequeñas y juntas hagamos las puntadas mejor quedará el resultado final. Poco a poco el dibujo va resaltándose cada vez más.









Cuando hayas terminado de festonear todo habrás conseguido una prenda de diseño único. Seguro que nadie más tendrá una igual.


Aunque ya os la enseñé en la entrada correspondiente (Camiseta de patchwork para Mario) os muestro nuevamente aquí el resultado final. Merece la pena el esfuerzo, ¿no creéis?






Detalle de la aplicación.





Detalle del nombre.





Detalle del número.






Espero que os haya resultado fácil, que os animéis a realizar aplicaciones en vuestra ropa y que luego me mostréis los resultados.


______________________________________________


Todos los derechos reservados; los textos e imágenes son propiedad del autor de este tutorial. Este tutorial participa en el CONCURSO DE TUTORIALES de Kubaloo, registrado en SAFE CREATIVE, mayo 2012.

4 comentarios :

  1. Estoy especialmente orgullosa de este tutorial, creo que quedó muy claro y espero que muchas personas se animen a hacer aplicaciones, porque no son complicadas y las prendas personalizadas quedan tremendamente bonitas

    ResponderEliminar
  2. Es buenísmo, Teresa... me voy a poner a todo correr a hacer uno.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta personalizar la ropa!! Tomo nota de tu tutorial... Además me voy a conocer tu blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. REVISADOS TODOS LOS COMENTARIOS, ESTE TUTORIAL HA OBTENIDO UN TOTAL DE 3 VOTOS VÁLIDOS, SUERTE!!!

    ResponderEliminar