viernes, 13 de julio de 2018

Amigurumi de punto



Hola J

Hoy os voy a recomendar un libro precioso y divertido, seguro que os encanta y en el que podéis encontrar un montón de proyectos impresionantes.

Estoy hablando del libro Amigurumi de punto de Mochimochi. Es un libro increíble, ya que con el podemos aprender desde cero a hacer amigurumi de punto y divertirnos con los 20 proyectos que nos ofrece.



Todos y cada uno de los proyectos son muy divertidos y podemos hacerlos con ayuda de los más pequeños o hacerlos para hacer un regalo fantástico.



Espero que este verano os sentéis con agujas en las manos, lanas coloridas y una bebida refrescante y os animéis a hacer uno o más de los proyectos que nos propone este fantástico libro.



Un saludo :D

viernes, 6 de julio de 2018

Cómo aprovechar los restos de lana


Buenas J

Hoy vamos hablar de un tema que tenemos muy presente todas las tejedoras, ya que es inevitable acumular restos de lanas de un proyecto ya terminado, de un proyecto que al final no nos a gustado y lo hemos desecho o incluso un ovillo que compramos pero del que no podemos comprar más porque ya no se fabrica o no hay de la misma tintada.


En estos casos lo más normal es ir acumulando lanas y lanas y más lanas hasta que nos damos cuenta de que como sigamos así no vamos acoger en casa, pero nos da mucha pena tirarlo sin más. Para no tener que tirarlas os voy a dejar unas cuantas ideas que nos pueden ayudar a dar utilidad a esos restos.


Podemos hacer una infinidad de cosas desde una manta hasta adornos y decoraciones para nuestro taller, habitación, etc.


Lo primero que deberíamos hacer es clasificar nuestras lanas sobre todo según su grosor para que a la hora de tejer no se note mucho la diferencia. Una vez seleccionado las lanas podremos empezar con nuestros proyectos, el más normal en estos casos es hacer una manta combinando tanto colores como tipos de puntos.




De la misma forma que hacemos la manta podemos hacer un chal. Pero hay infinidad de manualidades que podemos realizar, lo único que necesitamos es dejar volar nuestra imaginación.


A parte de una manta o un chal que es lo más típico también podríamos hacer marca páginas para nuestras próximas lecturas, llaveros para dar un toque personal a nuestras llaves o para regalar, mándalas que nos pueden servir para decorar nuestro taller o nuestra habitación, monederos pequeños, adornos para botellas o tazas e infinidad de cosas más.




Una muy buena manera para aprovechar los restos de lanas y que además nos sirva para practicar es hacer muestras con diferentes puntos y técnicas.



Espero que esta entrada os hayan servido para dar una nueva vida a esos restos de lanas que se acumulan en casa y para que este verano os animéis a coger las agujas y disfrutar un poco de vuestras vacaciones.


Un saludo :D